Remedios de la abuela que sirven

Hoy les traigo remedios de la abuela que sirven. Crecí en una farmacia y la verdad es que en mi casa no se usaban mucho remedios de la abuela, primero porque mi madre es farmacéutica (mujer de ciencia), segundo porque no era costumbre según su cultura y costumbre usar las típicas recetas, tercero porque en la época en que nací lo sintético cobró protagonismo. Es así que desde entonces los medicamentos modernos, de síntesis son algo usual en el botiquín de todas las familias, por comodidad, por fácil uso y rápido efecto. Por algo evolucionamos y perfeccionamos las fórmulas, se crean nuevos principios activos, etc.

Remedios de la abuela vs medicamentos de síntesis

Ahora te preguntaras el ¿por qué del post de hoy? El motivo por el que hago esta publicación es porque quisiera mostrarles algunas de las recetas clásicas, que fueron usadas por generaciones, que sirven para ciertos síntomas, que pueden ser de gran ayuda cuando no poseemos medicamentos a la mano o cuando deseamos minimizar el uso de medicamentos de síntesis. Le servirá a quienes quieran intentar otras formas naturales primero y a parte creo que debemos tomar conciencia en cuanto a cómo usamos los medicamentos hoy en día.

Con este post intento que el uso de medicamentos sea responsable y quiero darle opciones a quienes deseen comenzar a tener otras alternativas.

El tecito con miel y limón

Este es un clásico de toda la vida para la tos y resfrío, y tiene su fundamento ya que tanto la miel de abejas como el limón son antisépticos naturales. Por otro lado la bebida caliente reconforta el cuerpo y la miel es balsámica, suaviza la garganta, calma la tos y molestia. También es común beber miel con leche caliente.

Agua con sal

La típica receta fácil, al alcance de todos para aliviar el dolor de garganta y afonía. ¿Cuál es la función de la sal? La experiencia empírica ha demostrado que la el agua tibia y salada para hacer gárgaras ayuda a desinflamar la zona reduciendo las molestias. Nos devuelve la voz y limpia el tejido de la garganta. El agua tibia mantiene húmeda la zona y facilita la mejora de estos síntomas. También podemos conseguir este efecto con bicarbonato de sodio o enjuagues bucales.

Orzuelos y el anillo de oro

Este es un viejo y repetido remedio que he escuchado de los pacientes que han pasado por la farmacia. Hoy en día hay fármacos específicos para tratar orzuelos pero lo más natural es dejar que siga su ciclo y podemos intentar ayudar a “madurar” el orzuelo con calor. Por eso es que se empleaba un anillo de oro como conductor de calor, frotándolo sobre una tela limpia toma temperatura y aplicado sobre la zona ayuda al futuro drenaje del “granito”. El mismo efecto podemos obtenerlo colocando gasas estériles con agua tibia, es más higiénico y correcto.

Otitis y Vinagre + Alcohol

Una mezcla 50/50 de vinagre blanco y alcohol medicinal pueden ayudar a prevenir la otitis externa, muy común en verano (época de piscina) también conocida como oído de nadador. El alcohol en conjunto con el vinagre ayuda a secar el oído, eliminando el agua que pudo haber ingresado y por otro lado evitando la formación de microorganismos patógenos que puedan causarnos una infección. La clave es mantener el oído seco luego de cada inversión.

Vahos con toalla y olla con agua hirviendo

El vapor de agua inhalado nos ayuda a fluidificar la mucosidad, eliminarla y humedecer las vías respiratorias aliviando los síntomas de la tos, irritación o exceso de mocos. Hoy en día tenemos otros dispositivos para realizar nebulizaciones de agua fisiológica o incluso medicamentos por indicación médica. Pero un remedio que ayuda muchísimo y que se realiza con cosas que usualmente tenemos en casa, es inhalar los vapores de una olla con agua que ha hervido y colocándonos una toalla o manta en la espalda cubriéndonos por completo, para atrapar todo el vapor.

Infusión de menta

La infusión de menta es un clásico para la digestión, los gases y también para los resfríos porque nos ayuda a respirar mejor, calmar la tos. La menta es descongestiva y con esto no hay nada que aclarar porque todos alguna vez la hemos probado en alguna forma, también es diaforética (producción de sudoración que nos ayuda a bajar la fiebre). Con respecto a sus propiedades digestivas he de decir que su fundamento esta más que probado debido a que el mentol presente en la planta estimula la producción de bilis y ayudando así a digerir mejor los alimentos.

Infusión de manzanilla

La infusión de manzanilla tiene diversos usos así que tampoco puede faltarte en el botiquín herbal natural en casa. Uno de los usos más conocidos del Te bebido es para aliviar dolores de estómago, digestivo o dolores menstruales. También te cuento que es efectivo como relajante o sedante natural, combate el estrés y ayuda a dormir. Podemos también usarla para ojos cuando hay conjuntivitis o inflamación y cansancio aplicando el saquito de te húmedo sobre los parpados (o envolviendo manzanilla en una gasa estéril).

Estos son algunos de los remedios de la abuela que sirven o funcionan para aliviar algunos síntomas comunes que podemos tratar en casa. ¿Qué otros conoces? ¿Haz usado algunos de estos?

Espero que te haya sido útil la info, puedes pedirme ayuda por privado en caso de no saber qué es lo adecuado para ti, recuerda que tienes link a mi chat de telegram!

Si requieres una sesión uno a uno haz click aquí y charlemos mejor de tu caso particular.

Gracias por acompañarme post a post, por leerme y estar allí!

Saludos y nos estamos viendo en las redes o en cualquier otro post.

Contáctame

YouTube

TikTok

Instagram

Facebook