Cómo tomar plantas medicinales

Es muy importante conocer las formas en que podemos consumir las plantas medicinales ya que de ello depende la extracción de los principios activos que queremos incorporar. Brevemente les cuento de algunas para despejar un poco las dudas sobre cómo tomar las plantas medicinales.

Dependiendo de la planta que hablemos y la parte usada iremos a usar un método y otro para extraer su magia. Así que a la hora de tomar una planta medicinal averigua cuál es manera correcta de tomarla para tu caso particular o puedes siempre consultar al farmacéutico. Siempre tienen abierta mi consulta y con todo gusto te ayudo.

Infusión

La infusión es la que más conocemos o estamos habituados a realizar. Se trata de la extracción de los principios activos a través del agua caliente 80º-90ºC.

Este es el método adecuado para plantas o partes de ellas que son blandas y delicadas como flores, tallos tiernos, hojas. Con el agua caliente podemos tomar sus propiedades sin dañar demasiado los componentes de los que queremos beneficiarnos.

Para realizarla lo que haremos es poner la droga vegetal en agua caliente casi a punto de hervir y la dejamos reposar entre 5 y 10 minutos. En esos momentos tendrá lugar la extracción y pasado ese tiempo podemos colar la preparación y beberla caliente para disfrutar de sus beneficios.

Las proporciones dependerán de la planta pero les dejo unas medidas que les pueden ser de utilidad en caso de no tener esa información de la planta:

500 ml agua fría

30 g de planta fresca o 75 g planta fresca

Decocción

La decocción es un método también muy usado y tiene su utilidad cuando nos encontramos con fragmentos más duros de plantas como semillas, corteza, raíces, etc. Entonces al requerir más energía para la extracción de los principios activos, lo que hacemos es hervirlos por unos minutos.

Pondremos en una olla agua fría y la hierba, luego esperamos a que el agua entre en ebullición, en ese momento bajamos el fuego y dejamos hasta una hora al fuego. Pasado ese tiempo colamos y consumimos.

Las proporciones dependerán de la planta pero les dejo unas medidas que les pueden ser de utilidad en caso de no tener esa información de la planta:

750 ml agua fría

30 g de planta seca o 60 g de planta fresca

No sé si recuerdas o ya has visto, hay un post hablando sobre las proporciones la diferencia entre infusión y decocción.

Tanto la decocción como la infusión pueden beberse y también emplearse para vía externa.

Maceración

La maceración es el tercer método en que usamos agua para transferir las propiedades de las plantas pero en este caso lo haremos con agua sin calentar para no dañar los principios activos. Lo que debemos tener en cuenta y tener cuidado es que debe realizarse en recipientes adecuados, como también buscar un lugar oscuro y seco.

Este método será adecuado para plantas que poseen componentes sensibles al calor y por otro lado para plantas que requieren reblandecer los tejidos, luego se realiza por ejemplo una decocción.

Lo que se debe hacer es colocar la hierba en un recipiente oscuro con agua a temperatura ambiente y dejaremos deposar 12 horas (partes blandas) a 24 horas (partes duras). Pasado ese tiempo se cuela la preparación.

20-50 g planta seca

1 L de agua a temperatura ambiente

12-24 horas de maceración

Envase oscuro de vidrio, lugar fresco y seco.

Tisana

La tisana también es una vieja conocida y muy empleada por sus grandes beneficios. Y es que en una sola bebida se pueden consumir varias plantas. Juntas darán como resultado una fórmula que funcionará perfecto en algunas ocasiones como digestivo, depurativo, sedante, entre otras.

Las tisanas pueden conseguirse por los tres métodos antes descriptos: infusión, decocción o maceración. Finalmente obtenemos una solución acuosa cargada con todos los principios activos que se complementan, formando un excelente remedio natural.

Es importante que todo este tipo de preparaciones se preparen para consumir en el momento.

Jugos o zumos

Los jugos o zumos vegetales son los que se obtienen por expresión o triturando las plantas frescas, se cuela el preparado y se consume en el momento. De esta manera podemos aprovechar todos los nutrientes frescos y sin sufrir casi degradación.

Este método de consumo debe ser empleado solo en las plantas que se indica que es posible realizar jugos de las mismas.

Tinturas

Las tinturas son concentrados de plantas que se obtienen macerando las plantas en alcohol.

En este caso usamos como solvente alcohol etílico y dejamos macerando de 2 a 3 días la planta (seca y triturada) para que se produzca la extracción de los principios activos. Obtendremos como resultado un concentrado del que tomaremos pocas cantidades (entre 15 y 25 gotas por ejemplo) diluidas en agua o bebida adecuada.

Las proporciones de hierba y solvente, así como la graduación alcohólica varían según la planta.

Vinos medicinales

Los vinos medicinales son los que concentran los principios activos usando como vehículo el vino.

Son preparaciones que fueron de gran utilidad en la antigüedad y lo siguen siendo gracias a que la bebida alcohólica mantiene libre de contaminación a las preparaciones a la vez que funciona como solvente.

Los vinos medicinales se obtienen dejando macerar por periodos largos (ej 10 días) la planta seca o fresca y triturada en vino (varia según la fórmula el tipo de vino). Luego la preparación se filtra y se envasa. Debe beberse en pequeñas cantidades (vasito pequeño o copita) antes de las comidas.

Esta forma de consumo es muy habitual como aperitivos para abrir el apetito, digestivos. Aunque no es adecuado para el caso de personas que no pueden beber alcohol, niños, embarazas…

Extracto seco

Los extractos secos son el producto en forma de polvo concentrado de la droga vegetal o planta de partida. Se obtiene por maceración en un disolvente o percolación de la droga vegetal. Luego se evapora el solvente por completo y se obtiene un producto solido concentrado. Los principios activos se hallan en altas concentraciones. Esto facilita la administración en cápsulas o comprimidos.

Aceites esenciales

Los aceites esenciales son esencias volátiles que se obtienen a traves de diversos procedimientos de plantas aromáticas para ser inhalados.

Estas esencias concentradas tienen diferentes usos (vía inhalatoria, tópica y oral). Vía inhalatoria pueden ser directa o en vahos.

Es importante conservar los aceites esenciales en sus frascos limpios, bien cerrados, en lugar fresco y oscuro.

Otras formas

Agrupe estas formas farmacéuticas en “otras” porque son fitofármacos que encontrarán en la farmacia con indicación de dosis y tratamiento.

Algunas de ellas son: Cápsulas, comprimidos, gotas orales, soluciones nasales, colirios, lociones, geles, entre otras.

Si tienen alguna duda acerca de alguna de las formas galénicas pueden comentarme o contactarme.

Y bueno…hasta aquí llega mi post del día en el que intenté describir algunas de las formas más comunes en que puedes consumir las plantas medicinales.

Espero que te haya sido útil la info, puedes pedirme ayuda por privado en caso de no saber qué es lo adecuado para ti, recuerda que tienes link a mi chat de telegram!

Si requieres una sesión uno a uno haz click aquí y charlemos mejor de tu caso particular.

Gracias por acompañarme post a post, por leerme y estar allí!

Saludos y nos estamos viendo en las redes o en cualquier otro post.

Contáctame

YouTube

TikTok

Instagram

Facebook

fuente:

Formas de administración más habituales de plantas medicinales | Offarm (elsevier.es)

-Cañigueral S, Vila R, Wichtl M. Plantas medicinales y drogas vegetales para infusión y tisanas. Milán: OEMF International, 1998.

-Peris JB, Stübing G, Vanaclocha B. Fitoterapia aplicada. Valencia: COF de Valencia, 1995