¿Cómo consumir las hierbas medicinales? Diferencia entre Infusión y Decocción

Hola nuevamente! en esta oportunidad te voy a dar instrucciones de cómo preparar una infusión y cómo hacer una decocción. Vas a ver las diferencias y en qué momento usar cada una.

Los pasos que te voy a dar sirve para cualquier planta medicinal usando cantidades estándar.

Infusión

La infusión es una de las formas más frecuentes en que se utilizan las hierbas medicinales y muy parecida a cuando te haces un té. El agua tiene que estar por debajo del punto de ebullición, hablamos de entre 80 y 90º C porque el agua hirviendo puede dispersar los aceites esenciales con el vapor. Con un agua a 80º lo que ocurrirá es que en los minutos que esté en contacto con la hierba se producirá la magia de la extracción de todas propiedades, aromas y sabores de la planta. Automáticamente podremos disfrutarlo en una taza de té….

¿Cuándo realizar una infusión?

Realizamos una infusión cuando se trate de las partes de las plantas más delicadas o frágiles. Se emplea en el caso de flores y hojas.

Se recomienda que se prepare la cantidad diaria para tres dosis y puedes beberla caliente o fría.

Pasos de la infusión

  1. Colocar en un recipiente con tapa que cierre bien, 30g de hierba seca o 75g en el caso de hierba fresca
  2. Vierte 500ml de agua a 80ºC sobre la hierba
  3. Tapar el recipiente y esperar 10 minutos
  4. Pasados los 10 minutos colar la infusión que vayas a consumir
  5. Disfruta de tu infusión!!!!

Decocción

En la decocción hallamos una extracción más energética de los principios activos de la planta a diferencia de la infusión.

¿Cuándo se realiza una decocción?

Haremos una decocción cuando se trate de las partes de la planta más duras como corteza, raíz, ramas…

Realizaremos la preparación para el momento o el día al igual que la infusión.

Pasos de la decocción:

  1. Colocar en una olla 30g de hierba seca o 60g de hierba fresca con 750ml de agua fría, que luego se reducirán a 500ml
  2. Poner la olla en el fuego y esperar a que rompa el hervor
  3. Una vez hirviendo dejar cocer a fuego lenta hasta 1 hora, para orientarse el volumen de agua se debe reducir en un tercio aproximadamente
  4. Finalmente colar la preparación y almacenar en lugar fresco lo que no se consuma en el momento

Ya sabías la diferencia entre infusión y decocción? Cuéntame en comentarios

Espero que lo pongas en práctica!

Comentame qué otros temas te pueden interesar para futuros post.

Gracias por leerme!

Puedes encontrarme en redes sociales:

Instagram

Facebook

Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *